viernes, 19 abril 2019

Partes de un Catalogo

E-mail

 

Los catálogos constan, de tres partes la portada, el contenido y la contraportada. Cada una de ellas, cumple una función levemente diferente y requieren de un trabajo especial para cada parte. De cualquier manera, no es que las diferencias sean tan marcadas para que se trabaje específicamente con cada una de una manera muy distinta de la otra, pero lo cierto es que, bien diseñado, un catálogo ofrece tres partes diferentes en la manera en que presentan lo que se desea presentar.


catalogosSi usted quiere llevar adelante el diseño de un catálogo, podría sacar buenas ideas para hacerlo conociendo las características diferenciales de cada una de las partes del catálogo que presentaremos en esta sección. Un buen diseño sabe explotar al máximo las leves diferencias y funciones que presenta cada parte en beneficio de su poder de persuasión.


Portada
Se llama portada a la primera página del catálogo, a la tapa, si se quiere. La portada es su carta de presentación. Debe ser llamativa, atractiva pero no sobrecargada. Ésta debe dejar en claro que, es un catálogo de su compañía, respetando la coherencia visual y presentando de forma visible su logo corporativo.


No es conveniente, que se sobrecargue la portada con muchos productos sino que es mejor una clara presentación de su compañía y de que eso que se está observando es un catálogo que ofrecerá sus productos. No sobrecargar la portada para no ahuyentar a los potenciales clientes no quiere decir que no se puedan colocar productos en ella.


Por el contrario, es una buena estrategia presentar un producto que tenga mucha demanda o que caracterice a su compañía o quizá una muy buena oferta con el precio destacado. La portada tiene la doble función de presentar a su compañía como proveedora del catálogo como de ser el anzuelo para pescar lectores.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos